Servicios asistenciales

El incremento cuantitativo de las situaciones de dependencia, motivado por el envejecimiento de la población, coincide con cambios importantes en el modelo de familia, lo que ha reducido la capacidad de prestar cuidados.

En Zaintzen ofrecemos soluciones profesionales y personalizadas para cubrir la demanda de atención de este grupo creciente de la población.

Servicio de ayuda a
domicilio

A través de nuestro Servicio de Ayuda a Domicilio acudimos a los hogares de personas en situación de dependencia o riesgo psicosocial, con el fin de atender sus necesidades básicas cotidianas.

Y lo hacemos a través de programas individualizados, con el fin de promover y mantener la autonomía personal y el proyecto de vida de las personas mayores, durante el mayor tiempo posible.

Nuestro equipo, cualificado y supervisado, facilita a las personas y familias, en su propio entorno, atenciones y apoyos temporales o definitivos:

—  Ayuda en la higiene personal (aseo, ayuda en el vestir…).
—  Ayuda en la alimentación (ingesta de alimentos y bebidas).
—  Ayuda en la movilidad (dentro y fuera del domicilio).
—  Ayudas y cuidados especiales (cuidados postquirúrgicos en domicilio u hospital, cuidado de encamados, cuidado de personas con algún tipo de demencia).
—  Ayuda en la vida familiar y social (acompañamiento a todo tipo de actividades tanto dentro como fuera del domicilio).
—  Alimentación (compra, elaboración de dietas especiales).
—  Ropa (lavado, planchado…).
—  Limpieza (general de la vivienda y enseres personales).


Servicio de ayuda
a domicilio


Gestión Integral de
Residencias de Mayores
y Centros de Día

Gestión Integral de
Residencias de Mayores y
Centros de Día

En las Residencias y Centros de Día que gestionamos en Zaintzen, brindamos atención personalizada e integral, velando por el bienestar, envejecimiento activo y la calidad de vida de los mayores.

Trabajamos desde el Modelo de Atención Centrada en la Persona (ACP), un enfoque de cuidados cuyo eje es la propia persona: su historia vital, su forma de pensar y relacionarse, sus rutinas, gustos y aficiones son esenciales a la hora de planificar los recursos. La persona mayor es quien decide mientras que nuestros profesionales apoyan y facilitan esas decisiones, aportando experiencia y trabajo para mejorar su calidad de vida.

Aplicamos terapias innovadoras

Desarrollamos programas terapéuticos avanzados a través de nuestras salas de estimulación multisensioral Snoezelen, que combaten el deterioro progresivo de las áreas sensorial, motriz, cognitiva y social.

¿Cómo? Diseñando actividades adecuadas para cada persona, que implican diferentes procesos cognitivos, sensoriomotores y sociales. De esta manera, los mayores logran estar más activos y participativos. Su deterioro se ralentiza y su estado de ánimo mejora.

El principal objetivo de nuestro espacio multisensorial es aprender a «reencontrarnos» con la persona que padece algún tipo de demencia mediante la creación de relaciones verbales y no verbales.

En las salas Snoezelen se trabajan componentes cognitivos como la memoria, la atención o el lenguaje; componentes sensoriales (sentidos primarios, sentido vestibular y propioceptivo); componentes motores como la motricidad fina y gruesa, así como la coordinación o lateralidad; y componentes psicosociales, gracias a los cuales se consigue una clara disminución de la ansiedad y la agresividad, al tiempo que fomentan las habilidades sociales.